viernes, 13 de mayo de 2016

POLÍTICAS CULTURALES: LA PARTICIPACIÓN TRUCADA

Ahora Madrid llegó al Ayuntamiento sin una propuesta de políticas culturales. En su programa no dedicaban más de 106 palabras a la cultura, creo recordar, y todo en términos muy vagos. En su momento entrevisté a Guillermo Zapata[1] e hice un análisis de dicho programa[2]. Mis conclusiones fueron bastante pesimistas. Por otra parte sabemos que el equipo de Celia Mayer funciona con un par de mantras que repiten sin cesar, aunque por sí mismos no signifiquen nada: cultura popular, procesos colaborativos; cultura popular, procesos colaborativos… Con tales antecedentes, no es raro que la cultura se haya convertido en el peor campo de batalla para este gobierno municipal, que cuenta ya varias bajas en el correspondiente área de gobierno, desde el mencionado Guillermo Zapata a Jesús Carrillo.

Ahora, al fin, tras un año sin resultados visibles, pero a lo largo del cual seguro que se ha seguido gastando dinero, mucho dinero, los responsables del área han decidido abrir un debate sobre las políticas culturales municipales. Podría decir que a buenas horas, que la sociedad civil ya inició este debate hace meses, aunque hayan preferido ignorarnos olímpicamente. Pero por desgracia hay que rascar un poco más.

El formato elegido para tan gran debate son unos “Laboratorios[3]”. El primero de ellos ya está convocado[4], y han invitado para iluminarnos a Natalia Balseiro, investigadora y productora cultural que ha estado al frente del Centro Coreográfico Galego y en la dirección del MOV-S; Tere Badía, actual directora de Hangar; Mikel Toral, técnico municipal de Cultura, exdirector de Promoción Cultural del Gobierno vasco y miembro del Consejo Vasco de la Cultura. Además, para el taller subsiguiente, han contratado como dinamizadores a Natalia Balseiro, Sofía Coca y Pedro Jiménez de ZEMOS98 (Sevilla), y Ricardo Antón de ColaBoraBora (Bilbao).

¿De quién se han olvidado? ¿A quiénes han dejado fuera? ¿A quiénes no han invitado? A los interlocutores legitimados de la cultura madrileña. Han pasado de todos y cada uno de nosotros, en todos y cada uno de los ámbitos de la creación. Para participar en este “Laboratorio” hay que inscribirse y ser admitido. No se explican los criterios de admisión. ¿Trayectoria, participación en asociaciones o plataformas, aleatorio…? ¿Amiguetes? No importa, porque como no van a publicar ni los criterios ni la lista de “desechados”, la cosa parecerá muy legal y muy trasparente.

A mí me llena de asombro, la verdad. En las artes visuales de Madrid existen, además de la Plataforma de la que el Antimuseo forma parte junto con otras 40 asociaciones y 150 particulares, varios colectivos que, nos gusten o no, son los interlocutores legitimados para este debate. Para empezar MAV (www.mav.org.es). También están AVAM (www.avam.net) y el IAC (www.iac.org.es), que no son santo de mi devoción, no es ningún secreto, pero que algo tendrán que decir sobre estos temas. Me imagino que en otros ámbitos pasa lo mismo, que habrá asociaciones de salas alternativas de teatro, por ejemplo. Y Tabacalera (latabacalera.net) y los otros Centros Sociales Autogestionados deberían tomar parte en esta discusión, sin duda, porque hace ya más de quince años que juegan un importante papel en la cultura madrileña. Tampoco se incorporan a este supuesto diálogo los representantes políticos de otras fuerzas, como si lo que tienen que decir los concejales de la Comisión de Cultura no fuera relevante. Expertos internacionales, un George Yúdice, un Fernando Vicario[5] ¿para qué? No, nadie avalado por su trabajo, por su representatividad, por sus conocimientos, o cualquier otro atributo que podamos considerar solvente. Se seleccionarán 60 personas en cada “Laboratorio”, para que diseñen las políticas culturales de Madrid en virtud de su reconocido/a ………………….…… (rellene usted la línea de puntos, por favor, que a mí me da vergüenza).

A ver si nos aclaramos: el debate no se da entre personas que ya están de acuerdo, sino entre los que mantienen posturas enfrentadas. El éxito en política es saber encauzar el diálogo y encontrar los puntos comunes que nos permiten convivir.

¿Por qué razón no se ha planteado un debate serio con todos estos interlocutores legítimos (y sobradamente conocidos en el Ayuntamiento)? Porque el objetivo de estos “Laboratorios” no es abrir una gran discusión en la que podamos participar todos los madrileños que nos dedicamos profesional y precariamente a la cultura, sino justificar el cúmulo de errores que esta concejalía viene acumulando desde hace un año, y fortalecer y ampliar las redes clientelares de Intermediae, Patio Maravillas, la Fundación de los Comunes y demás. Para esta operación, lo que funciona es inventarse un interlocutor abstracto (“el pueblo”, como si el 99% restante fuésemos de la familia real), que ellos mismos definen y seleccionan. Un traje hecho a medida. Lo que buscan no es una confrontación honesta entre distintas visiones de la cultura, sino la adhesión sumisa a su autoridad y doctrinas. A sus intereses particulares.

Esta jugada es lamentable, y pone de manifiesto la falta de rigor y la cortedad de miras políticas del equipo de Celia Mayer. Imagino que Azucena Klett y Ana Méndez de Andrés, asesoras de cultura y, por lo que sé, las madres de la criatura, estarán ufanas, convencidas de que nos la han jugado una vez más. Que con este truco nos van a dejar en la cuneta a todos los que no encajamos en su planes, y que van a legitimar, tras un año perdido para la cultura de Madrid, las despolíticas culturales que han venido perpetrando.

Lo malo es que no sólo corroboran lo que todos sabemos, que las administraciones públicas son las peores enemigas de la cultura madrileña, sino que están comprometiendo el proyecto político de Manuela Carmena, que en ningún caso puede permitirse maniobras tan rastreras y antidemocráticas.

Azucena, Ana: haceos un favor a vosotras mismas. Haced un favor al gobierno municipal de Carmena, a las creadoras y creadores de Madrid. Haced un favor a toda nuestra ciudad y dejaos de artimañas. No engañáis a nadie. Estos “Laboratorios” carecen de la menor legitimidad y en nada van a revalidar vuestras torpes estrategias. Canceladlos y empezad a trabajar con la sociedad, con los interlocutores que ya están constituidos y que tienen propuestas que compartir con el Ayuntamiento. De nuestros conflictos surgirán las soluciones que estamos esperando.

Lo que estáis haciendo no responde al cambio que ha exigido y exige la ciudadanía, que no es sólo un cambio de partido en el gobierno, sino sobre todo de esas formas mezquinas y torticeras de hacer política.

Tengo poco más que decir. Siento un gran vacío y recuerdo la cita de Dante con la que empecé mi proyecto de crítica en enero de 2015: Lasciate ogni speranza, abandona toda esperanza. Si creyese en la madurez política de mis conciudadanos, os propondría que asistamos masivamente el martes 17 de mayo a las 18h, en el auditorio de Medialab, para exigir a la concejal Celia Mayer, que estará presente, la cancelación de este nuevo disparate y el inicio de una diálogo de verdad, donde entre todos podamos construir un marco adecuado para nuestra cultura.

Como guinda, en este link https://goo.gl/0s2h9H podéis bajar un breve informe sobre los sistemas de apoyo a la creación en Europa, para que comprendáis mejor que es lo que estas señoras quieren evitar a toda costa — un sistema equitativo y transparente — y podáis imaginar que es lo que pretenden colarnos en su lugar.

ÚLTIMA HORA: Tras filtrar yo mismo este texto a un alto cargo del Ayuntamiento, por eso de que el que avisa no es traidor, recibo una invitación para que la Plataforma participe en el taller como invitada especial. Cada paso que dan se hunden más en el lodo.

ÚLTIMA HORA: Un amigo de Facebook me propone que nos concentremos en la puerta de Medialab para reventar el acto. Me hace mucha ilusión, pero sé que nadie en Madrid da la cara cuando hay conflicto y yo estoy viejo para meterme solo en estos fregados.




Apoya el Fondo para las Artes de Madrid: https://goo.gl/o08jZq


[1] http://antimuseo.blogspot.com.es/2015/04/entrevista-ahora-madrid.html
[2] http://antimuseo.blogspot.com.es/2015/05/las-artes-visuales-en-los-programas-del.html
[3] http://medialab-prado.es/article/los-laboratorios
[4] medialab-prado.es/article/laboratorio-1-apertura-institucional-y-herramientas-de-participacion
[5] Hace poco ha publicado en su blog:
"Se necesita una política más cultural y una cultura más política. No ideologizada, politizada, que no es para nada lo mismo, ni siquiera se parece.
La gestión de la cultura es un proceso político al que nuestras sociedades deben darle el valor que le corresponde, siempre que nuestros profesionales sepan desempeñar su papel con la presencia y la responsabilidad que tal encargo social tiene."
http://fvicario.com/poder-politica-y-cultura/

2 comentarios:

  1. hola Tomás,
    es un texto muy interesante y con el que estoy muy de acuerdo, pero quizá la manera de responder a este despropósito sea no tanto a través de una manifestación a las puertas de MediaLab sino una participación dentro de esa sesión poniendo en claro públicamente estos asuntos, con la mejor claridad y educación. Yo por mi parte, si pudiera asistir, sacaría a colación cómo esta idea mal entendida de la participación ciudadana implica, lamentablemente, que las y los profesionales del arte no participemos de las programaciones y actividades culturales del ayuntamiento (véase el caso Madrid Activa). A estas alturas ya nos hemos dado cuenta de que Celia Mayer no es muy de escuchar, pero al menos nos escucharán el resto de compañeras presentes en la reunión y podremos mantener con ellas un rico debate.
    Gracias por abrir estos cauces de discusión.
    daniel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dani: gracias por tu comentario. Detrás de este breve texto hay meses de negociaciones frustradas, engaños, y por supuesto, en un plano mucho más sutil, insultos y amenazas veladas. No creo que el diálogo que invocas (¿por cierto, con qué compañeras?), vaya a funcionar. El Ayuntamiento no lo ha deseado en los 8 meses que llevamos llamando a su puerta, y hace casi tres meses que les estamos pidiendo colaboración para presentar la propuesta del Fondo para las Artes de Madrid. En su lugar convocan estos Laboratorios, donde el diálogo se da desde posiciones asimétricas y con medidas excluyentes. Es algo completamente antidemocrático. Para mí evidencia muy poca cabeza y muy poca honestidad por parte de las organizadoras. Pero lo cierto que que ya han ganado, porque tienen el poder y han demostrado que están dispuestas a usarlo por las buenas o por las malas. Acabo de comunicar la disolución de la Plataforma, o al menos mi retirada de ella. Lo he publicado en este mismo blog.

      Eliminar