Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2016

Es esto lo que queremos?

Es normal que la falta de perspectiva nos impida comprender bien nuestra realidad más cercana, juzgarla con la ecuanimidad necesaria para poner cada cosa en su sitio y actuar en consecuencia. Como dice la expresión popular, los árboles no nos dejan ver el bosque. Por eso, aunque los hechos estén a la vista, a veces somos incapaces de reconocerlos y llamarlos por su nombre. Un pez no sabe que está mojado, de la misma manera que tantos políticos y altos cargos no tenían conciencia de estar podridos. Con el arte madrileño pasa algo parecido: estamos tan involucrados en sus dinámicas que no percibimos lo mal que huele. Porque la cruda verdad es que el sistema del arte en Madrid es corrupto. Quizás lo sea todo el sistema de la cultura y quizás en toda España, pero yo me limito a comentar lo que veo con mis propios ojos.

La cuestión es que en el momento en que escribo estas líneas, los recursos públicos a los que puede acceder un artista madrileño por medio de convocatorias públicas, contan…

LA COLECCIÓN SANDRETTO RE REBAUDENGO EN EL MATADERO

Llevo una semana con una gripe espantosa. Fiebre, dolor de garganta, ataques de tos en medio de la noche… No he sido capaz de leer ni de escribir nada en varios días, hasta que me he topado hoy con una noticia que ha surtido en mí el efecto de una inyección de energía. ¿Qué inyección? ¡Un supositorio gigante que ha estremecido mis carnes! Matadero Madrid va a acoger de manera permanente la colección de arte de una millonaria italiana (http://cultura.elpais.com/cultura/2016/02/28/actualidad/1456687591_174041.html). Gallardón debe estar disfrutando del mejor orgasmo de su vida en estos momentos, porque no ha sido su sucesora, Ana Botella, sino el bando contrario, Manuela Carmena, quien ha encontrado la manera de dar sentido (neoliberal) al modelo de ciudad e instituciones (neoliberales) que él soñó. Matadero nació como un cascarón vacío. Recuerdo muy bien la inauguración, con renders 3D, catering para varios miles de personas y batucada multicultural. Pero en realidad no había nada, sól…