jueves, 29 de septiembre de 2016

SOBRE EL PROGRAMA DE AYUDAS A LAS ARTES VISUALES DE LA COMUNIDAD DE MADRID

Decía Hal Foster en El Retorno de lo Real que "...mientras la izquierda hablaba de la importancia de la cultura, la derecha la practicaba." En Madrid, ahora que tenemos ambas opciones políticas en los gobiernos locales, podemos comprobar que la fina ironía de Foster es, hasta cierto punto, válida. Pero sólo hasta cierto punto.

La izquierda (Ahora Madrid) ha perdido un año precioso para liderar las energías creativas de una sociedad que tiene muchas ganas de hacer y que ha estado reprimida durante los largos gobiernos municipales de José María Álvarez de Manzano (1991-2003), Alberto Ruiz-Gallardón (2003-2011) y la fugaz pero no menos destroyer Ana Botella (2011-2015). En la Comunidad de Madrid el nuevo equipo de cultura de la derecha, heredero de las políticas desarrolladas durante los mandatos de Alberto Ruiz-Gallardón (1995-2003), Esperanza Aguirre (2003-2012) e Ignacio González (2012-2015), ya tenía preparado su programa al asumir el cargo, como nos explicaron en el Encuentro de Organizaciones de Artistas1 de septiembre de 2015. Es decir, en la Comunidad de Madrid llegaron y empezaron a actuar, mientras en el Ayuntamiento los responsables empezaron a pensar y discutir la orientación de sus políticas culturales, y la verdad es que al principio no hicieron mucho, aparte de una serie de gestos mediáticos poco afortunados.

Hasta aquí la ironía de Foster parece cumplirse. Pero si deshojamos una capa más de la lacrimógena cebolla que es la cultura de Madrid, los términos se pueden invertir. El problema de la “efectividad” del equipo de la Comunidad es que no han dedicado ni un segundo a pensar qué hacen, dónde están y a quién se dirigen. Han podido actuar tan rápido porque siguen aplicando modelos de gestión que se establecieron décadas atrás, cuando Joaquín Ruiz-Giménez era Ministro de Educación Nacional a principios de los años 50. Pero ya han pasado casi 70 años desde que aquel personaje proclamase que “Únicamente ayudando a los artistas a ser auténticos, apartándolos de cuantas insinuaciones extrañas puedan desviarlos de su propio ser, puede concebirse una verdadera política artística2,” y los tiempos actuales exigen abordar las políticas culturales desde una perspectiva no sólo más democrática, sino mucho más compleja.

Tanto el Ayuntamiento como la Comunidad han incluido un programa de apoyo a la creación en sus respectivos proyectos. El del Ayuntamiento aún está en camino, al cabo de un itinerario en cual distintos agentes de la sociedad civil hemos reclamado un diálogo abierto y horizontal, como es el caso de la Plataforma por el Fondo para las Artes de Madrid. Y lo hemos conseguido. Hemos compartido y discutido documentos3, hemos participado o rechazado foros de diálogo, como los Laboratorios4, en los que yo, personalmente, no quise entrar, pero donde otros colectivos que apoyan el Fondo han podido expresar sus inquietudes. Estamos aportando nuestra experiencia y nuestras ilusiones a la construcción de algo que es para todos. Ha sido un largo y no siempre apacible proceso, gracias al cual esperamos llegar a un sistema de apoyo a la creación consensuado con todos, o casi todos estos agentes. Entre nosotros, los que hacemos arte en Madrid, hay grandes divergencias, sin duda tenemos visiones enfrentadas sobre lo que es la cultura y la forma de gestionarla. Y no digamos si nos ceñimos al reducido y siempre polémico campo del arte contemporáneo, cuya mera existencia, como comentaba hace poco en Facebook creo que José Manuel Costa, es de por sí tema de discusión. Pero la virtud de la democracia está precisamente en el respeto a las minorías, en la capacidad para mantener estos complejos diálogos a muchas bandas.

La Comunidad en cambio ya ha publicado sus ayudas. No ha necesitado, o más bien ha rechazado, la ayuda de la sociedad civil para su redacción. No han escuchado ni escuchan las voces que les advierten de las carencias cualitativas y cuantitativas de lo que están haciendo. ¿Laboratorios? ¿Grupos de trabajo? ¿Diálogo? ¿Para qué? No hacen falta, porque su Programa de Ayudas a las Artes Visuales5 no responde a las necesidades del tejido creativo, sino a las suyas propias.

En primer lugar el programa es, como ya he dicho, cualitativa y cuantitativamente muy insuficiente. No me voy a extender, basta compararlo con el Programa de Artes Visuales6 del Senado de Berlín:

Cantidad total ofertada en convocatoria pública para artes visuales:
  • Berlín (2013)7: Cinco millones quinientos diecisiete mil doscientos veinte euros (5.517.220 €)
  • Comunidad de Madrid (2016): Ciento diez mil euros (110.000 €)
Presentación del programa:

Berlín (resumen):
“El departamento de asuntos culturales de la Cancillería del Senado de Berlín apoya producciones y provee becas en forma de fondos para proyectos y becas para artistas radicados en Berlín. Los fondos pueden ser obtenidos por proyectos en disciplinas dentro del sector cultural no-comercial, incluidos las artes visuales y escénicas, la fotografía, nuevos medios, literatura y música, así como formas relacionadas y propuestas interdisciplinares. La Cancillería del Senado - Asuntos Culturales provee fondos para proyectos interculturales e intercambios culturales. El programa de mujeres artistas ofrece fondos y becas para mujeres que trabajan en video y cine, y premios en el área de las artes visuales y la composición. Hay un programa de co-finaciamiento que permite a los artistas y grupos de la escena independiente de Berlín aplicar para financiamiento externo de entidades que lo requieran. Hay fondos disponibles para la presentación de trabajo ya realizado por artistas residentes en Berlín, así como ensambles y grupos de todas las disciplinas.
Todos los fondos se otorgan de acuerdo con los Principios de la Cancillería del Senado - Asuntos Culturales: libertad artística, transparencia, igualdad y equidad.”
Madrid:
La Oficina de Cultura y Turismo de la Comunidad de Madrid considera el apoyo a las artes visuales como una de las prioridades de su política cultural. Facilitar la movilidad, la formación y el acceso al mundo profesional de los jóvenes artistas y fomentar la promoción y visibilidad de su trabajo son los dos pilares fundamentales de esta política, articulada a través de un programa de becas, ayudas y premios, que se materializa en los distintos espacios expositivos de la Comunidad de Madrid.
(Las negritas son mías)

Convocatorias de cada programa:

Berlín:
    1.    Becas de trabajo
    2.    Visitas a estudios (una comisión del Senado invita a coleccionistas)
    3.    Fondos para talleres
    4.    Becas internacionales de la República Federal de Alemania
    5.    Premio para espacios e iniciativas artísticas
    6.    Beca Hannah-Höch (sólo mujeres)
    7.    Premio Hannah-Höch (sólo mujeres)
    8.    Proyectos interculturales
    9.    Fondos para catálogos
    10.    Cofinanciación
    11.    Beca de intercambio: Estambul, L.A., Pasadena, Nueva York, Tokio
    12.    Beca de intercambio: París
    13.    Intercambio cultural Berlin Global (artes visuales)
    14.    Fondos para proyectos
    15.    Subsidios para viajes internacionales
    16.    Fondos para proyectos artísticos interdisciplinares
Ademas hay varios programas transversales a los que pueden aplicar también los artistas y gestores independientes de artes visuales.

Madrid:
    1.    Becas de residencia en el extranjero para jóvenes artistas y comisarios
    2.    XXVII Edición de Circuitos de Artes Plásticas
    3.    I Edición Ayudas a entidades culturales privadas sin ánimo de lucro para la realización de actividades relacionadas con las artes visuales.

En Madrid las ayudas se otorgan a posteriori, al cabo del año y con el proyecto acabado, y se han convocado con 15 días para presentar la aplicación.

Habría que añadir que Berlín es un estado federado, lo más parecido a una de nuestras autonomías, que tiene tres millones y medio de habitantes, frente a los seis millones de la Comunidad de Madrid, y que su PIB es aproximadamente la mitad que el de nuestra Comunidad.

El programa de Apoyo a la Creación de la Comunidad de Madrid no aporta nada. Las ayudas a entidades sin ánimo de lucro siempre han existido bajo otros epígrafes. Además en los presupuestos de la CAM hay ya una partida (nº 48) de 648.000 euros (10 veces más de lo convocado) “A familias e instituciones sin fines de lucro”. Circuitos por su parte es un programa de la misma Oficina de Cultura y Turismo, por lo que esta convocatoria para participar es una manera indirecta de financiarlo, no de apoyar el desarrollo de un tejido creativo independiente.

Sobran los comentarios. Pero por desgracia el asunto tiene una vuelta más. Y es que las convocatorias agrupadas bajo el título de Programa de Apoyo a las Artes Visuales son sólo una parte del sistema de reparto de recursos públicos que está aplicando la Dirección General de Promoción de la Cultura del gobierno de Cristina Cifuentes. Otra parte, cuyo monto es imposible averiguar, se está distribuyendo de la manera más usual en la Comunidad de Madrid: a dedo.

No voy a enumerar los proyectos que están recibiendo apoyo sin necesidad de una convocatoria pública, por respeto a sus autores. Conozco a muchos de ellos y sus proyectos sin duda merecen apoyo público. Lo triste es que haya que ser amigo de alguien para conseguirlo. Cuando una comisión de la Plataforma por el Fondo para las Artes se reunió con los responsables de la mencionada Dirección General, no sólo rechazaron cualquier diálogo sobre el Fondo o sobre un sistema de apoyo consensuado con el tejido creativo de Madrid, sino que nos explicaron que el procedimiento para presentar un proyecto es “escribir un e-mail a Javier”. ¿No sabes quién es Javier? Pues tú no puedes jugar en este patio.

Para concluir, el problema en la Comunidad no es si se apoya o no la cultura con recursos públicos, no es una cuestión política de fondo — la cultura como consumo privado o como bien público — ya que el gobierno de Cifuentes mantiene instituciones culturales y está financiando proyectos y entidades privadas con más de 14 millones de euros, y dispone de otros 12 millones para Promoción de la Cultura. Todos estos datos pueden encontrarse en el documento “Estado de gastos por vinculación jurídica8, página 44. El debate es sobre la forma y cantidad en que el gobierno autonómico apoya la creación y la gestión independiente. Ni siquiera estamos hablando de un incremento de los presupuestos, sino de un reparto más democrático y más acorde con los tiempos que vivimos. El cuestión es si podemos implantar en la Comunidad de Madrid los principios declarados por el Senado de Cultura de Berlín: libertad artística, transparencia, igualdad y equidad, o si vamos a seguir vagando en las tinieblas.

Sé que deberíamos estar en otro momento de la historia. Que la discusión debería girar en torno a otros modelos de participación en lo público, al problema de la institucionalización de la creación y de lo alternativo, etcétera. Posiblemente por eso ni AVAM ni otras asociaciones del sector se han tomado la molestia de pronunciarse al respecto. Pero por desgracia todavía estamos aquí, en un punto más propio de aquellos viejos debates de los años 70, y no tiene pinta de que vayamos a pasar página en esta legislatura.

**********
Postdata: las opiniones reflejadas en este artículo son exclusivamente mías, nadie ha colaborado en su redacción, por lo que las represalias deben dirigirse sólo contra mí, o en todo caso contra mí y los miembros de mi familia, no a terceras personas con las que colaboro en distintos proyectos, o que simplemente han cometido el error de tomarse unas cañas conmigo.



[1] Las grabaciones son algo largas, pero en la sesión de lunes 21 - presentaciones, los responsables de la CAM presentaron su programa, elaborado ya con detalle: http://www.antimuseo.org/fondo_arte/encuentro.html
[2] La cita está tomada de la entrevista a Jorge Luis Marzo a Luis González Robles: http://www.soymenos.net/Gonzalez_Robles.pdf
[3] http://medialab-prado.es/mmedia/18/18773/18773.pdf La Plataforma por el Fondo para las Artes de Madrid ha respondido a este borrador con un documento que lo analiza y comenta con detalle: https://drive.google.com/open?id=1jahTxUSZWBA7X6E2tX4M2qKpV-tk84BTHwe9wgehL6I
[4] http://medialab-prado.es/article/los-laboratorios
[5] http://www.madrid.org/cs/Satellite?c=CM_InfPractica_FA&cid=1354602914747&idConsejeria=1109266187224&idListConsj=1109265444710&idOrganismo=1109266228361&language=es&pagename=ComunidadMadrid%2FEstructura&sm=1109170600517
[6] https://www.berlin.de/sen/kultur/en/funding/funding-programmes/visual-arts/
[7] https://www.berlin.de/sen/kultur/_assets/kulturpolitik/kfb_14_englisch.pdf Todavía no se ha publicado el análisis de los años posteriores. Datos de financiación de proyectos en la página 39
[8] http://www.madrid.org/presupuestos/attachments/category/62/LIBRO_02_ESTADO_GASTOS%20(web).pdf Presupuesto de Promoción de la Cultura en la página 45.

No hay comentarios:

Publicar un comentario